Articulos de Fe

Creemos que…

Hay un Elohim Viviente y Soberano (Di-s). Él es «Echad» como se declara en el Shemá (Deuteronomio 6: 4).

Hay un solo mediador entre Elohim (Di-s) y los hombres: Yeshúa, el Hijo de Elohim (Di-s), el Mesías, en Quien tenemos redención por la gracia de Elohim (Di-s). En Su sangre somos justificados por medio de la fe, nunca por obras. No hay otro Nombre que el de Yeshua, por el cual todos los judíos y gentiles deben ser salvos. (Efesios 2:8; Hechos 4:12)

Yeshúa Ha Mashiach (Yeshúa el Mesías) tomó sobre Sí mismo la naturaleza de hombre a través del nacimiento virginal, el cual sirvió como señal para Israel de su Meesianidad. (Isaías 9: 6-7; Juan 1: 1-14)

El Mesías vivió y realizó milagros ayer, vive y continúa obrando milagros hoy. Vivió una vida sin pecado y con perfecta obediencia a la Torá (Ley). El murió en la Pascua, como el Cordero de Di-s, con una Muerte Expiatoria para todas las personas. Fue enterrado y resucitó tres días después. Resucitó de entre los muertos, ascendió al cielo para convertirse en el eterno Gran Sumo Sacerdote intercediendo por nosotros. Regresará por los creyentes, tanto de vivos como muertos, y establecerá Su gobierno mundial reinando desde Jerusalén. (Mateo 20:30-34; 2 Corintios 5:2; Juan 20; Marcos 16:19; Hebreos 8:1; Juan 14:3; Zacarías 8:3; Zacarías 12:10, 13:1)

Creemos en la manifestación del Ruach Ha Kodesh (Espíritu Santo). (1 Corintios 12: 7)

Las Escrituras del Tanak (Antiguo Pacto) y la Brit Jadashá (Nuevo Pacto) – desde el Génesis hasta Revelación – son de inspiración divina, verbal y completamente infalibles en los escritos originales. Son la única palabra verdadera y autorizada de Di-s en todos los asuntos de fe y conducta. (Números 12:6-8; Isaías 8:20; 2 Timoteo 3:16-17)

La Torá (Ley) contiene las instrucciones para una vida justa y fructífera a través de los mandamientos y principios eternos que se desglosan en ella. Yeshúa no vino a abrogar la Torá sino a interpretarla en su sentido más completo. (Mateo 5:17-19)

Di-s creó al hombre a Su propia imagen; pero la desobediencia de los primeros padres en el Huerto del Edén, hizo que perdieran su inocencia. Tanto ellos como sus descendientes se apartaron de Di-s sufriendo la muerte física y espiritual. Por lo tanto, todos los seres humanos – con la excepción de Yeshúa Ha Mashíaj – son pecadores por naturaleza y práctica. (Génesis 1:27, 3; Salmos 51:7; 2 Corintios 5:21)

Participamos en Tevilá (inmersiones en mikvá-bautismos en agua) de creyentes como lo ordenan las Escrituras, como un signo externo de una experiencia de salvación interna, que simboliza la muerte del «viejo» hombre y la resurrección a una vida nueva. Al emerger del agua, ha ocurrido un cambio de estado en tu vida y ahora simbólicamente eres un hombre nuevo con una nueva vida. Es un símbolo de la salvación y de la identificación del creyente mesiánico a través de la muerte y resurrección de Yeshúa. (Mateo 28:18-20; Hechos 19:2-6; Romanos 6:4; Hebreos 6:1-2; 1 Pedro 3:21)

Tanto los salvos como los perdidos resucitarán; los salvados a la vida eterna y los perdidos a la separación eterna de Di-s, siendo estos últimos consignados a un estado de castigo eterno. (Daniel 12:2; Mateo 25:46)

El creyente debe vivir una vida apartada (santa) de acuerdo con las Escrituras y producir el fruto del verdadero arrepentimiento. (Levítico 20:26; 2 Corintios 7:1; 1 Pedro 1:15-16; Hebreos 12:14; Romanos 6:22; Mateo 3:8; Hechos 3:19)

Los judíos según la carne (descendientes de Abraham a través de Isaac, ya sea a través del linaje de la madre o del padre) que ponen su fe en el Mesías de Israel, Yeshúa, no se han desheredado ni separado de su raza y herencia judía, sino que siguen siendo hijos e hijas de Israel. Los gentiles, que ponen su fe en el Mesías Yeshúa de Israel, también son hijos e hijas de Israel. (Romanos 2:28-29; Romanos 11:17; Gálatas 3:28-29)

Israel existe como un Pueblo del Pacto a través del cual Di-s continúa cumpliendo Sus propósitos; y que, de acuerdo con el Nuevo Pacto, los judíos y gentiles que reconocen a Yeshúa como Mesías y Redentor son un pueblo elegido y ahora adoran juntos en la Casa de Di-s, como un pueblo. (Efesios 2: 2-14; 1 Corintios 12:13; Hebreos 10:25)

Viva la Experiencia

Descubra la diferencia de aprendervivir la Biblia desde una perspectiva judía. Ya sea en San Antonio o a través de Internet, nuestras puertas están abiertas para usted.

close

RECIBA NUESTRAS ENSEÑANZAS EN SU EMAIL

Suscríbase al boletín para recibir notificación de nuevos estudios y eventos especiales de Gam Yachad:

¡Nos desagrada el spam! Lea nuestra política de privacidad para más información.

Pin It on Pinterest