Devarim / Deut. 7:12 – 11:25

Haftarah: Yeshayáhu / Isaías 49:14 – 51:3

Brit Hadashah: Matittiyahu / Mt. 16:13-20

Ékev significa, entre otras muchas cosas: “consecuencia”.

Resumen

Continuando con su discurso de despedida, Moshé advierte al pueblo que si cumplen las Mitzvot (preceptos) de HaShem, tendrán una buena vida en la tierra prometida.

Pero como conoce a su gente, les recuerda los episodios en que la falta de fe del pueblo causó dolor y tragedia.

Como cuando construyeron y adoraron un becerro de oro.

Cuando no creyeron poder conquistar Canaán y fueron castigados con 40 años en el desierto para un cambio generacional.

Moshé les adelanta que Canaán es una tierra buena, fértil, que da buenos frutos.

Pero les advierte que cuando estén asentados y satisfechos en la tierra prometida, no deben ser arrogantes diciendo que lo consiguieron solos, sino reconocer y agradecer la intervención de HaShem.

Se menciona la segunda parte del Shemá en que se indica amar a HaShem con todo el corazón.

Poner recordatorios de las Mitzvot en el brazo (Tefilín) y en las entradas de las casas (Mezuzá).

También se indica bendecir después de las comidas “Comerás y te saciarás y bendecirás a Adonai tu Elohím” (8:10).

Pero antes deja en claro que “No solo de pan vive el hombre” (8:3)

Así comienza nuestra parashat: Recompensa por la Obediencia.

Devarim / Deut. 7:12

וְהָיָה עֵקֶב תִּשְׁמְעוּן אֵת הַמִּשְׁפָּטִים הָאֵלֶּה וּשְׁמַרְתֶּם וַעֲשִׂיתֶם אֹתָם וְשָׁמַר יְהוָה אֱלֹהֶיךָ לְךָ אֶֽת־הַבְּרִית וְאֶת־הַחֶסֶד אֲשֶׁר נִשְׁבַּע לַאֲבֹתֶֽיךָ׃

Vehayah ekev tishme’un et hamishpatim ha’eleh ushmartem va’asitem otam veshamar Adonay Eloheyja leja et-habrit ve’et-hajesed asher nishba la’avoteyja.

“Y sucederá que como consecuenciade que oyereis estos juicios, los guardareis y los cumpliereis, Adonay, tu Elohím, guardará para ti el pacto y la misericordia que juró a tus padres.”

Ékev, Acerca de la denominación de la presente sección de la Torah, el nombre Ékev, traducido en este contexto “como consecuencia”, significa literalmente “talón”.

Aludiendo que cuando se trata de la observancia de normas de vida, descripta en la Torah, que son las que le dan sentido a tu existencia, debes involucrarte íntegramente, no solo a nivel de tus facultades racionales y emocionales, sino incluso a nivel físico, incluso al nivel del talón del pie, el miembro más elemental de tu existencia física.

En todo el Sefer Devarim / libro Deut. no es HaShem quien habla, sino Moshé.

Moshé transmite sus enseñanzas al pueblo, y por eso el pronombre “yo” aparece en minúscula.

Solo pueden imaginar a un padre que sale de viaje y les recuerdas a sus hijos todas sus enseñanzas.

Devarim / Deut. 8:15

“…que te condujo por el desierto grande y temible, desierto de serpientes venenosas y escorpiones, de sequía, en donde no hay agua. No vaya a ser que te olvides de HaShem, Quien extrajo para ti agua de la dura piedra.”

desierto grande y temible”. El desierto, con los duros calificativos que lo describen, representa el severo exilio en el que nos encontramos, del cual HaShem pronto nos liberara con la redención definitiva por medio del Mashíaj.

¡Bo Yeshua! / ¡Ven Yeshua!

Devarim / Deut. 8:17

“No pretendas autoconvencerte, diciendo: “Mi poder y mi propia fuerza son los que me proporcionaron toda esta riqueza”.

Sabía usted, que la virtud de la Humildad, no esta enumerada entre los 613 mandamientos de la Tora.

Pues, si así fuera, muchos se esmerarían en observarlas puntillosamente, y como resultado, llegarían a sentirse orgullosos del excelente nivel de humildad que pudiera lograr.

En cap. 9, Moshé habla acerca de la entrega de los Diez Mandamientos.

Según los sabios de Israel se dice que, Los Diez Mandamientos, que encierra toda la Torah, fueron entregados en Shavuot / Pentecostés, el 6 o el 7 del 3er mes o Sivan, aprox. 1312 a.e.c.

Después de la Revelación, Moshé permaneció en el monte por espacio de 40 días y baja con las primeras Tablas el 17 del 4to mes o Tammuz.

Al ver el becerro, de oro, Moshé rompió esas primeras Tablas.

Moshé ascendió nuevamente al monte en busca del Perdón divino, y al cabo de 40 días, HaShem perdono al pueblo.

Eso fue el 1ero del 6to mes o Elul.

Luego Moshé permaneció 40 días más en el monte, y bajo con las segundas Tablas el 10 del 7mo mes o Tishrí, en Yom Kipur o Dia del Perdón, en que HaShem perdono definitivamente a Israel la transgresión con el becerro de oro.

3,000 años más tarde, por el amor del Padre al ser humano que Él había creado, envía a Su hijo unigénito para morir por el pecado de toda la humanidad.

¡Yeshua HaMashiaj ve’ Melej Yisrael!

¡Yeshua el Mesías, el Rey de Yisrael!

Entonces Moshé le hace una pregunta clave al pueblo de Israel y HOY no las hace a nosotros.

Devarim / Deut. 10:12-13

12 “Y ahora Israel, ¿Qué pretende HaShem, tu Elohím, de ti? Tan solo que temas en reverencia a HaShem, tu Elohím, que sigas todos Sus caminos, que Lo ames, que sirvas a HaShem, tu Elohím, con todo tu corazón, y con toda tu alma, 13 y que cumplas los preceptos de HaShem y Susa rituales, los cuales yo te ordeno HOY, en tu beneficio.”

Devarim / Deut. 11:16

Cuídense, en la época de abundancia, no sea que su corazón se tiente y se descarrié, y adoren a dioses de otros y se prosternen a ellos.”

Dice “Cuídense en la época de la abundancia…

La gente que tiene buenos recursos económicos, si es que no cuenta con un firme sustento espiritual, es más fácil sucumbir a la tentación de lo material. Por eso el versículo advierte al respecto.

También dice este versículo, “…no sea que su corazón se descarrié y adoren a dioses de otro”.

Literalmente expresa el versículo: “…no sea que se den vuelta y sirvan a dioses extraños”.

¿Qué quiere decir esto?

Cuando uno se da vuelta y pierde de vista su conexión con HaShem, espontáneamente esta sirviendo a “dioses extraños”.

Las arañas son horribles.

Pero quiero traer esta ilustración aquí en esta parashat.

Las arañas bajan por un hilo tejido por ella, llegan a un lugar, se detienen, y empiezan a pegar desde el centro a los extremos los demás hilos de su telaraña.

Cuando terminan empiezan a tejer todo desde el centro.

¿Qué pasa si por la lluvia y el viento se rompen los hilos de la telaraña?

¡No pasa nada!

La araña instintivamente rehace la telaraña.

Pero ¿qué pasa si se rompe el hilo por donde baja la araña?

La araña instintivamente abandona la telaraña.

Sabía usted que, al sol de hoy, la ciencia no se explica el por qué.

Pero si se rompe el hilo por el que baja la araña, la tela a perdido su consistencia.

Por eso te puedes encontrar telarañas preciosas y no hay arañas en ellas y telarañas todas rotas y ahí está la araña.

¡Qué curioso!

De esta misma forma actuamos nosotros, los hombres y las mujeres.

Bajamos a este mundo por un hilito que es nuestra dependencia de Adonay.

Se pueden romper todos los hilos de tu vida.

Pero si estas agarrado de la mano de Adonay, todo en tu vida se puede rehacer.

Pero, si no estas agarrado de la mano de Adonay, tu vida ha perdido su razón de ser.

Tu eliges.

!Shabát Shalom Mishpojah!

close

RECIBA NUESTRAS ENSEÑANZAS EN SU EMAIL

Suscríbase al boletín para recibir notificación de nuevos estudios y eventos especiales de Gam Yachad:

¡Nos desagrada el spam! Lea nuestra política de privacidad para más información.

Pin It on Pinterest