Devarim / Deut. 29:10–30:20

Haftarah: Yeshayáhu / Isaías 61:10 – 63:9

Brit Hadashah: Yohanan / Jn. 12:41-60

Netzavim significa “(estáis) de pie, firme”.

Resumen de la Parashá

La sección de Netzavim / firmes contiene algunos de los principios más fundamentales de la fe judía:

La unión del pueblo judío: «Todos ustedes se encuentran hoy firmes ante Adonay, su Elohím, los jefes de sus tribus, los ancianos, los oficiales, todos los hombres de Israel; los niños, las mujeres, el extraño que vive con ustedes; desde el leñador hasta el aguatero».

Moshé habla sobre la futura redención y advierte sobre el exilio y la desolación de la tierra que ocurrirá si el pueblo abandona las leyes Divinas.

Sin embargo, luego profetiza que, al final, «Retornarás hacia Adonay… Aunque tus desterrados estén en el extremo del cielo, también de allí te reunirá Adonay… y te traerá a la tierra que tus padres poseyeron«.

También Moshé nos habla de la cercanía de la Torá: “Porque este mandato que te prescribo hoy no está más allá de ti, ni está lejos. No está en el cielo… No está del otro lado del mar… Por el contrario, es muy cercano a ti, en tu boca, en tu corazón, para que lo lleves a la práctica«.

Al final de la parashat Moshé nos habla del libre albedrío: «Mira, pongo ante ti hoy, la vida y lo bueno, la muerte y lo malo… Y elegirás la vida«.

1 Comentario: Devarim / Deut. 29:14-15

14 “Adonay nuestro Elohím afirma que no solo hace su pacto y su juramento con los que ahora estamos en su presencia, 15 sino también con los que todavía no se encuentran entre nosotros.”

Esto nos enseña que este pacto incluye a los que no habían nacido todavía, lo cual puede compararse con la oración de Yeshúa en Yohanan / Jn. 17:20-23 donde está escrito:

20 “No ruego solo por estos. Ruego también por los que han de creer en mí por el mensaje de ellos, 21 para que todos sean uno. Aba / Padre, así como tú estás en mí y yo en ti, permite que ellos también estén en nosotros, para que el mundo crea que tú me has enviado. 22 Yo les he dado la gloria que me diste, para que sean uno, así como nosotros somos uno: 23 yo en ellos y tú en mí. Permite que alcancen la perfección en la unidad, y así el mundo reconozca que tú me enviaste y que los has amado a ellos tal como me has amado a mí.

2 Comentario: Devarim / Deut. 29:29

29 “Lo secreto le pertenece Adonay nuestro Elohím, pero lo revelado nos pertenece a nosotros y a nuestros hijos para siempre, para que obedezcamos todas las palabras de esta ley.”

Esto nos enseña que tenemos la responsabilidad de transmitir a nuestros hijos todas las cosas que HaShem nos ha revelado.

Si HaShem te ha revelado quién es el Mesías, ¡pasa esa revelación a tus hijos!

3 Comentario: Devarim / Deut. 30:11-14

11 “Este mandamiento que hoy te ordeno obedecer no es superior a tus fuerzas ni está fuera de tu alcance. 12 No está arriba en el cielo, para que preguntes: “¿Quién subirá al cielo por nosotros, para que nos lo traiga, y así podamos escucharlo y obedecerlo?” 13 Tampoco está más allá del océano, para que preguntes: “¿Quién cruzará por nosotros hasta el otro lado del océano, para que nos lo traiga, y así podamos escucharlo y obedecerlo?” 14 ¡No! La palabra está muy cerca de ti; la tienes en la boca y en el corazón, para que la obedezcas.”

Según Maimónides este texto habla del mandamiento de la teshuvah / vuelta, arrepentimiento, mencionado anteriormente en esta escritura.

Sin embargo, la mayoría de los rabinos, entre ellos Rashí, dicen que se trata de la Torá en general.

El rabino Shaúl está dando una aplicación mesiánica a este texto, desde el nivel drash mostrando que el mandamiento al que se está refiriendo es el Mesías, la Torá viviente, como está escrito en Romanos 10:6-10:

Pero la justicia que es de la fe dice así: NO DIGAS EN TU CORAZÓN: «¿QUIEN SUBIRÁ AL CIELO?» (esto es, para hacer bajar al Mesías), o «¿QUIEN DESCENDERÁ AL ABISMO?» (esto es, para subir al Mesías de entre los muertos). Mas, ¿qué dice? CERCA DE TI ESTA LA PALABRA, EN TU BOCA Y EN TU CORAZÓN, es decir, la palabra de fe que predicamos: que, si confiesas con tu boca a Yeshúa por Adón / Señor, y crees en tu corazón que Adonay le resucitó de entre los muertos, serás salvo; porque con el corazón se cree para justicia, y con la boca se confiesa para salvación.”

Observe la conexión entre arrepentimiento y guardar los mandamientos, y ser salvo por medio de reconocer a Yeshúa como el Adón resucitado.

Hay un mandamiento que trae salvación más que ningún otro, el que habla de escuchar y obedecer al Profeta como Moshé, cf. Deuteronomio 18:15.

15 “Adonay tu Elohím levantará de entre tus hermanos un profeta como yo. A él sí lo escucharás.” 

El que cumple ese mandamiento se salvará eternamente, como está escrito en Hechos 16:31:

Ellos respondieron: Cree en el Señor Yeshúa, y serás salvo, tú y toda tu casa.”

Además, podemos entender estos textos de manera que la salvación que se da por medio de Yeshúa es la puerta para una vida en obediencia a los demás mandamientos.

4 Comentario: Devarim / Deut. 30:15

Mira, yo he puesto hoy delante de ti la vida y el bien, la muerte y el mal…”

HaShem no obliga a nadie andar en el camino correcto.

Él nos informa acerca de los dos caminos, el de la vida y el de la muerte, y nosotros tenemos la libertad para escoger.

No podemos obligar a nadie a amar a HaShem y a creer en Yeshúa.

Cada uno tiene que elegir.

Sin embargo, tenemos que informar a todo el mundo que la elección de cada uno trae consecuencias eternas.

Hay graves consecuencias al no obedecer a HaShem que nos manda escoger el camino de la vida y cuando manda a todos los hombres arrepentirse de sus malos caminos y abandonar los ídolos, como está escrito en Hechos 17:30.

Por tanto, habiendo pasado por alto los tiempos de ignorancia, Adonay declara ahora a todos los hombres, en todas partes, que se arrepientan”

En Hechos 13:38-41 está escrito:

Por tanto, hermanos, sabed que por medio de él (Yeshua), os es anunciado el perdón de los pecados; y que de todas las cosas de que no pudisteis ser justificados por la Torá de Moshé, por medio de él (Yeshua), todo aquel que cree es justificado. Tened, pues, cuidado de que no venga sobre vosotros aquello de que se habla en los profetas: MIRAD, BURLADORES, MARAVILLAOS Y PERECED; PORQUE YO HAGO UNA OBRA EN VUESTROS DIAS, UNA OBRA QUE NUNCA CREERÍAIS, AUNQUE ALGUNO OS LA DESCRIBIERA.”

La libertad implica responsabilidad.

No hay libertad sin responsabilidad.

5 Comentario: Devarim / Deut. 30:19

Al CIELO y a la TIERRA pongo hoy como testigos contra vosotros de que he puesto ante ti la vida y la muerte, la bendición y la maldición. Escoge, pues, la vida para que vivas, tú y tu descendencia”

El hombre tiene facultad para escoger el camino de la vida o el de la muerte.

Pero HaShem le ordena a escoger el camino de la vida.

El que no lo hace se rebela contra HaShem y sufrirá la muerte por su rebelión.

El CIELO y la TIERRA son testigos en contra de todos nuestros pecados.

Por lo tanto, tendrán que ser destruidos después del milenio tanto el cielo como la tierra para que no queden testigos que recuerden los pecados de Israel como lo dice Revelación / Apo. 21:1:

“Después vi un cielo y una tierra nueva, porque el primer cielo y la primera tierra habían dejado de existir, lo mismo que el mar.” 

6 Comentario: Devarim / Deut. 30:20

amando Adonay tu Elohím, escuchando su voz y allegándote a Él; porque Él es tu vida y la largura de tus días, para que habites en la tierra que Adonay juró dar a tus padres Avraham, Yitzhak y Ya’akov.”

El camino de vida es el camino del amor a HaShem.

El amor a HaShem se manifiesta en obediencia a Su voz y en una relación muy íntima con Él.

Él es tu vida”

Él mismo es la vida eterna, como está escrito en 1 Yohanan / Jn. 5:20:

Y sabemos que el Hijo de Adonay ha venido y nos ha dado entendimiento a fin de que conozcamos al que es verdadero; y nosotros estamos en aquel que es verdadero, en su Hijo Yeshúa HaMashiaj. Este es el verdadero Elohim y la vida eterna.”

La palabra “Este” hace referencia al Padre, no a Yeshúa.

El Padre es el verdadero Elohím y la vida Eterna, y esa vida eterna la ha depositado en su Hijo Yeshúa, como está escrito en 1 Yohanan / Jn. 5:12:

El que tiene al Hijo tiene la vida, y el que no tiene al Hijo de Adonay, no tiene la vida.”

Amados hermanos, ¿han escogido el camino de la vida?

HaShem te ordena que te arrepientas del mal camino y escojas el buen camino que lleva a la vida.

Si escoges el camino de la vida ahora y confías en la redención que hay en Yeshúa, serás salvo.

Conclusión

Yohanán / Jn. 12:44-50

44 «El que cree en mí —clamó Yeshua con voz fuerte—, cree no solo en mí, sino en el que me envió45 Y el que me ve a mí ve al que me envió46 Yo soy la luz que ha venido al mundo, para que todo el que crea en mí no viva en tinieblas. 47 »Si alguno escucha mis palabras, pero no las obedece, no seré yo quien lo juzgue; pues no vine a juzgar al mundo, sino a salvarlo

48 El que me rechaza y no acepta mis palabras tiene quien lo juzgue. La Palabra que yo he proclamado lo condenará en el día final. 49 Yo no he hablado por mi propia cuenta; el Padre que me envió me ordenó qué decir y cómo decirlo. 50 Y sé muy bien que su mandato es vida eterna. Así que todo lo que digo es lo que el Padre me ha ordenado decir».

¡Yeshua es Salvación!

close

RECIBA NUESTRAS ENSEÑANZAS EN SU EMAIL

Suscríbase al boletín para recibir notificación de nuevos estudios y eventos especiales de Gam Yachad:

¡Nos desagrada el spam! Lea nuestra política de privacidad para más información.

Pin It on Pinterest