B’reshit / Gen. 28:10 – 32:3

Haftarah: Oseas 11:7 – 14:9

Brit Chadashah: Yohanan / Jn. 1:14-51

VaYetsé significa “y salió”.

Resumen de la Parashá VaYetsé

Ya’akov deja su lugar de nacimiento en Beer Sheva y viaja a Harán.

En el camino se encuentra con “el lugar” y duerme allí.

Soñando con una escalera que conecta el cielo con la tierra, y con ángeles subiendo y descendiendo por ella.

HaShem se le aparece y promete que la tierra sobre la cual está acostado será dada a sus descendientes.

Por la mañana, Ya’akov eleva la piedra sobre la cual apoyó su cabeza como una altar y un monumento, prometiendo que será la casa de HaShem.

Ya’akov se queda en Harán, donde trabaja para su tío Labán, cuidando sus ovejas.

Labán concuerda en darle su hija menor, Rakhel, a quien Ya’akov ama, para casarse con ella, como paga por siete años de trabajo.

Pero en la noche del casamiento, Labán le entrega a la hija mayor, Lea, un engaño que Ya’akov sólo descubre en la mañana.

Ya’akov se casa con Rakhel también, una semana más tarde, luego de aceptar trabajar siete años más para Labán.

Lea tiene seis hijos, Ruvén, Shimón, Levi, Yehudah, Isakhar y Z’vulún, y una hija, Dina, mientras que Rakhel es estéril.

Rakhel le da a Ya’akov su sirvienta, Bilá, para tener hijos con ella para Rakhel, y dos hijos más, Dan y Naftalí, nacen.

Lea hace lo mismo con su sirvienta, Zilpá, de quien nacen Gad y Asher.

Finalmente, las plegarias de Rakhel son respondidas y nace Yosef.

Ya’akov ya estuvo en Harán por catorce años y desea retornar a su casa, pero Labán lo convence de quedarse, ofreciéndole sus ovejas como paga por el trabajo.

Ya’akov prospera, a pesar de los repetidos intentos de Labán por arruinarlo.

Luego de seis años, Ya’akov deja Harán a escondidas, temiendo que Labán no le permitiría irse con la familia y riquezas por las cuales había trabajado.

Y termina nuestra parashá diciendo que Labán y Ya’akov hacen un pacto en el Monte Gal-Ed, y Ya’akov continúa viaje hacia la Tierra Santa, donde es encontrado por ángeles.

COMENTARIO DE LA PARASHÁH

Así comienza nuestra parashat:

28:10 וַיֵּצֵא יַעֲקֹב מִבְּאֵר שָׁבַע וַיֵּלֶךְ חָרָֽנָה׃

Vayetze Ya’akov mi-Be’er Shava vayelekh Haranah.

Y salió Jacob de Beer-Sheva, y fue a Jarán.

¿Qué podemos aprender de la parashá de esta semana?

La vida de Ya’akov fue muy dura, especialmente durante los primeros veinte años en que estuvo trabajando para Labán.

Catorce de ellos para casarse con las hijas de Labán, Rakhel y Leah, y seis años por el ganado de Labán.

Este último, en cambio, le cambió su salario diez veces. (B’reshit/Gen.31:41).

Algunas traducciones dicen “me cambiaste el salario muchas veces”.

Pero en el hebreo original usa la palabra “eser” que significa “diez”, que es de donde viene las palabra “asar”, diezmo.

Labán lo engañó varias veces.

Primero diciéndole que si trabajaba siete años se podría casar con Rakhel, pero la noche de la boda, le entregó a Leah en cambio, en vez de Rakhel, (B’reshit / Gen.29:23).

Entonces tuvo que trabajar otros siete años por Rakhel, a quién Ya’akov realmente amaba.

Al igual que la parashat pasada, aquí tenemos esos dos ejemplos para seguir, las dos direcciones en las cuales encaminar nuestras vidas, la de nuestro cónyuge, hijos y nietos: y decidir tomar la dirección de Ya’akov, o la de Labán.

Recordemos que todo tiene un costo.

Si queremos seguir la dirección y el estilo de vida responsable y leal de Ya’akov, habremos tomado una decisión totalmente contraria a la dirección y estilo de vida de Labán.

Estos tipos de decisiones no sólo nos afectan a nosotros mismos, sino que van a afectar a los que nos rodean.

Nuestros cónyuges, hijos y nietos van a aprender con nuestro ejemplo, ya sea a ser honestos y rectos, personas comprometidas y leales como Ya’akov, o todo lo contrario, como Labán.

Nuestros hijos aprenden de vernos actuar, no sólo de lo que les decimos, sino de lo que ellos ven que hacemos, que muchas veces es todo lo contrario de lo que les queremos enseñar.

Ya’akov se dejó siempre guiar por Elohim.

Y Elohim (B’reshit 28:13-15) le prometió darle la tierra donde Ya’akov estaba, a él y a toda su descendencia (por muchas generaciones).  

Le prometió guardar su vida, y aunque salió de Beer Sheva y fue a Harán, Elohim le prometió que volvería a su tierra y cumpliría todo lo prometido.

Y Ya’akov le creyó a Elohim.

Y Ya’akov “llegó al lugar”, porque había confiado en Elohim y Él lo conducía hacia donde debía ir.

10 “Ya’akov partió de Beer Sheva y se encaminó hacia Harán. 11 Cuando llegó a cierto lugar,”

מָקוֹםmakom” significa “lugar de pie”, “lugar”, “cierto lugar”.

se detuvo para pasar la noche, porque ya estaba anocheciendo. Tomó una piedra,”

אֶבֶןeben” significa “piedra común” o “piedra en su estado natural.”

Una piedra como fundamento para apoyar su cabeza, sus pensamientos, su vida.

Mizmor / Sal. 118:22La piedra que desecharon los constructores ha llegado a ser la piedra angular. Esto ha sido obra del Señor, y nos deja maravillados.”

Mattityahu / Mt. 21:42 “Les dijo Yeshúa: ¿No han leído nunca en las Escrituras:»“La piedra que desecharon los constructores ha llegado a ser la piedra angular; esto es obra del Señor, y nos deja maravillados”?

Hechos 4:11, El apóstol Pedro dijo: “Yeshúa HaMashiaj es “la piedra que desecharon ustedes los constructores, y que ha llegado a ser la piedra angular”.

la usó como almohada, y se acostó a dormir en ese lugar.” 

Ahora quiero que vayamos a Yohanan / Jn. 1:41-51:

41 Andrés encontró primero a su hermano Shimón,”

Shimón no conocía a Yeshúa todavía. / Shimon didn’t know Yeshua yet.

“y le dijo: Hemos encontrado al Mesías.”

Póngase de pie y dígale a su hermano a mano derecha y mano izquierda que ha encontrado a Mashiaj.

42 Luego lo llevó a Yeshúa, quien, mirándolo fijamente, le dijo: Tú eres Shimón, hijo de Yohanan / Juan. Serás llamado Kefas (es decir, Pedro).

43 Al día siguiente, Yeshúa decidió salir hacia Galilea. Se encontró con Felipe, y lo llamó y le dijo: Sígueme.

44 Felipe era del pueblo de Betsaida, lo mismo que Andrés y Pedro. 

45 Felipe buscó a Natanael y le dijo: Hemos encontrado a Yeshúa de Nazaret, el hijo de Yosef, Aquel de quien escribió Moisés en la Torah, y de quien escribieron los profetas.

46 —¡De Nazaret! —replicó Natanael—. ¿Acaso de allí puede salir algo bueno? —Ven a ver —le contestó Felipe.

Las personas judías que cultivan los olivos conocen bien esta pregunta “¿de Nazaret podrá salir algo bueno?

Cuando la persona que cultiva el olivo, le corta las ramas más secas o flojas para que la planta crezca fuerte. En ese momento se le conoce a la planta como un “netzar”.

Pero la persona que no la cultiva y ve la planta toda desnutrida le pregunta al cultivador “¿de netzar podrá salir algo bueno?”

47 Cuando Yeshúa vio que Natanael se le acercaba, comentó: Aquí tienen a un verdadero israelita, en quien no hay falsedad.

Recordemos que Ya’akov engañó a su padre Yitzhak para obtener la bendición que le correspondía a su hermano mayor Esav.

Y a Ya’akov HaShem le cambió su nombre por Yisrael, “el que peleó con Elohim”

Entonces Yeshúa reconoce a Natán-El (Don de Elohim), y dice: “Aquí tienen a un verdadero israelita, en quien no hay falsedad.”

48 —¿De dónde me conoces? —le preguntó Natanael.

Yeshúa le contesta: Antes de que Felipe te llamara, cuando aún estabas bajo la higuera, ya te había visto.

Los judíos de la época de Yeshúa después de haber ido a la sinagoga solían estudiar Torah debajo de una higuera.

Y por esto Natanael lo confiesa diciéndole:

49 —Rabí, ¡tú eres el Hijo de Dios! ¡Tú eres el Rey de Israel! —declaró Natanael.

Yeshúa le responde:

50 —¿Lo crees porque te dije que te vi cuando estabas debajo de la higuera? ¡Vas a ver aun cosas más grandes que estas! Y añadió: 51 —Ciertamente les aseguro que ustedes verán abrirse el cielo, y a los ángeles de Dios subir y bajar sobre el Hijo del hombre.

¿Qué porción bíblica usted cree que estaba estudiando Natanael?

La porción que usted y yo estamos estudiando hoy.

Cuando tu apoyas tu cabeza en una almohada, estas confiando tus pensamientos, tus sueños al Creador del Universo y confiando que cuando te levantes de ahí, El volverá a soplar de su Ruáj otra vez en ti.

El acostarse significa no estar ya orgulloso (momentáneamente).

Y allí los malajim / ángeles comienzan a subir y bajar por la escalera (B’reshit 28:12).

Ya’akov ya está en comunicación con Elohim y con Sus mensajeros.

Así nosotros debemos vivir: en total comunicación con Elohim, a través de tener a Yeshúa viviendo en nuestro Ruáj.

Yeshúa actúa de piedra en nuestra cabeza, el lugar de nuestro orgullo y pensamientos, que nos comunica con Elohim, si así lo deseamos.

Cuando actuamos como lo hizo Ya’akov, entonces tenemos el apoyo de Elohim como Ya’akov lo tuvo, como dice en B’reshit 31:42:

Si no hubiese estado conmigo el Elohim de mi padre, el Elohim de Avraham y el temor (de Elohim) que tenía Yitzhak, me habrías enviado ahora con las manos vacías. Elohim ha visto mi aflicción y la fatiga de mis manos, y Él te reprendió anoche”. 

Esto nos enseña cuánta confianza tenía Ya’akov en Elohim.

Él era su apoyo, su única esperanza para salir adelante.

Elohim ve nuestra aflicción, nuestra fatiga, tanto física, como psicológica, y pone Su orden para enviar Su bendición, ya que hemos actuado dentro de Sus mandamientos.

Nosotros también al igual que Ya’akov, debemos convertir a Elohim en nuestro único apoyo, en nuestra única esperanza para salir adelante en todos nuestros asuntos y problemas, y no “confiar en el hombre”, que nada es, ni nada puede.

Todo lo que hagamos debe ser guiado y ordenado previamente por Elohim, y no por nuestra voluntad propia, que nada sabe de las consecuencias que puedan tener nuestros actos.

¿Va usted a seguir el ejemplo de nuestro patriarca Ya’akov, o el de Labán?

¿Va usted a fundar una familia honesta y ligada a Elohim en todo, o una ligada a la cascada de agua que llamamos “el mundo” que fluye a nuestro alrededor, lleno de engaño y de mentira?

¡La decisión es suya y la bendición de Elohim lo está esperando!

Shabat Shalom Mishpojah!

close

RECIBA NUESTRAS ENSEÑANZAS EN SU EMAIL

Suscríbase al boletín para recibir notificación de nuevos estudios y eventos especiales de Gam Yachad:

¡Nos desagrada el spam! Lea nuestra política de privacidad para más información.

Pin It on Pinterest