Shemot / Ex. 18:1-20:26 (23 Heb.)

Haftarah: Tradición Sefardí: Yeshayahu / Is. 6:1-7:6

Tradición Ashkenazí/: Yeshayahu / Is. 9:6-7 (5-6 Heb.)

Brit Chadasha: Mattityahu / Mt. 19:16-26

Así comienza nuestra parashat:

וַיִּשְׁמַע יִתְרֹו כֹהֵן מִדְיָן חֹתֵן מֹשֶׁה אֵת כָּל־אֲשֶׁר עָשָׂה אֱלֹהִים לְמֹשֶׁה וּלְיִשְׂרָאֵל עַמֹּו כִּֽי־הֹוצִיא יְהוָה אֶת־יִשְׂרָאֵל מִמִּצְרָֽיִם׃

Vayishma Yitro khohen Midyan khoten Moshe et kol-asher asah Elohim le-Moshe ule-Yisra’el amo ki-hotsi Adonay et-Yisra’el miMitzrayim.

Y Yitró, sacerdote de Midyán, suegro de Moshé, oyó todo lo que había hecho Elohim por Moshé y por Israel su pueblo, y cómo Adonay había sacado a Israel de Egipto.

1 Aliyah / Lector 18:1-12

El suegro de Moshé, Yitró, oye de todo lo que HaShem ha hecho.

Viene con la mujer y los hijos de Moshé al campamento junto al monte de HaShem.

Moshé sale a recibir a su suegro haciéndole reverencia y saludándole.

Le invita a su tienda y le cuenta todo lo que HaShem ha hecho por causa de Israel.

Yitró se alegra y bendice a HaShem reconociéndole como mayor que los dioses.

Ofrece sacrificios a HaShem e invita a Aharón y todos los ancianos a comer delante de HaShem.

2 Aliyah / Lector 18:13-23

Al día siguiente Moshé se sienta a juzgar al pueblo todo el día.

Yitró ve que es demasiado trabajo para él solo y le aconseja a seguir siendo el mediador entre el pueblo y HaShem, pero al mismo tiempo delegar a hombres capaces y temerosos de HaShem a la tarea de ser jueces sobre el pueblo y juzgar en todos los asuntos leves.

Los asuntos graves tendrán que llevarlos a Moshé.

3 Aliyah / Lector 18:24-27

Moshé hace caso a su suegro y pone jefes sobre el pueblo que van a juzgar en todo pleito sencillo, algunos sobre mil, otros sobre cien, cincuenta y diez.

Yitró se va a tu tierra.

4 Aliyah / Lector 19:1-6

En el tercer mes llega el pueblo al desierto de Sinaí y acampa enfrente del monte.

Moshé sube a HaShem y HaShem le llama desde el monte y le ordena decir a la casa de Ya’akov y a los Hijos de Israel:

“Vosotros habéis visto lo que he hecho a los egipcios, y cómo os he tomado sobre alas de águilas y os he traído a Mí. Ahora pues, si en verdad escucháis Mi voz y guardáis Mi pacto, seréis Mi especial tesoro entre todos los pueblos, porque mía es toda la tierra; y vosotros seréis para Mí un reino de sacerdotes y una nación santa.”

5 Aliyah / Lector 19:7-19

Moshé expone delante de los ancianos lo que HaShem ha dicho.

Todo el pueblo responde que harán todo lo que HaShem ha dicho.

Moshé lleva las palabras del pueblo a HaShem.

HaShem dice que va a venir a hablar con Moshé en una densa nube para que el pueblo oiga y crean para siempre.

Moshé comunica las palabras de HaShem al pueblo.

Moshé tiene que hacer que el pueblo se consagre durante dos días lavando sus vestidos y así estar preparados para el tercer día.

Entonces HaShem descenderá a la vista de todos sobre el monte.

Moshé tiene que poner límites alrededor del monte y decir al pueblo que se guarde de subir al monte o tocar el límite.

Cualquier animal u hombre que toque el límite será ejecutado.

Cuando suene largamente el shofar podrán subir.

Moshé baja del monte y santifica al pueblo.

Lavan sus vestidos y se preparan para el tercer día.

No pueden allegarse a sus mujeres.

Por la mañana el tercer día hay truenos y relámpagos y una densa nube sobre el monte junto con un fuerte sonido de shofar.

Todo el pueblo tiembla.

Moshé saca al pueblo del campamento para que se encuentre con HaShem al pie del monte.

Todo el monte humea y se estremece con violencia porque HaShem ha bajado en fuego.

El sonido del shofar aumenta más y más.

Moshé habla y HaShem le responde audiblemente.

6 Aliyah / Lector 19:20 – 20:17 (v. 14 Heb.)

HaShem desciende al monte Sinaí y llama a Moshé a la cumbre, y él sube.

HaShem le ordena descender y advertir al pueblo que no traspasen los límites para ver a HaShem, para que no mueran muchos de ellos.

Los sacerdotes tendrán que santificarse para que no mueran.

Moshé dice que el pueblo no puede subir por causa de los límites.

Pero HaShem le dice que baje de nuevo y suba con Aharón y que advierta al pueblo.

Moshé baja y advierte al pueblo.

HaShem habla diez palabras desde el monte: Shemot / Ex. 20:1-17

“Yo soy HaShem… No tengas otros dioses… No tomes el nombre de HaShem en vano… Acuérdate del Shabat… Honra a tu padre y madre… No asesines… No adulteres… No hurtes… No testifiques falsamente… No codicies…”

7 Aliyah / Lector 20:18-26 (15-23 Heb.)

Todo el pueblo ve las voces y las antorchas, el sonido del shofar y el monte que humea.

Entonces tiemblan y se mantienen a distancia.

Piden a Moshé que sólo él hable con ellos, no HaShem, para que no mueran.

Moshé les dice que no teman.

HaShem ha venido para elevarlos y para que su temor permanezca en ellos para que no pequen.

El pueblo se mantiene a distancia y Moshé se acerca a la densa nube donde está HaShem.

El pueblo ha visto lo que HaShem ha hablado desde el cielo.

Por eso no puede hacer un dios de plata u oro.

Tendrán que hacerle un altar de tierra para sacrificar ofrendas de ascensión y de paz.

HaShem visitará todo lugar donde haga recordar Su Nombre y allí bendecirá al pueblo.

No está permitido hacer un altar de piedras con piedras labradas a cincel.

No se puede subir al altar sobre gradas para que no se vea la desnudez.

1er Comentario

Ketuvá / Pacto / Convenio de Matrimonio

Shemot / Ex. 19:1-8

¿Cómo se preparaba una boda hebrea?

En la cultura hebrea, el padre del novio es el que preparaba la boda.

El padre del novio hacía un convenio / pacto con el padre de la novia.

Partían unos animales por la mitad y caminaban por el medio de los animales sacrificados declarando el pacto por ambas partes.

¿Qué se decían?

El padre del novio pasaba primero por el medio de los animales sacrificados y le decía al padre de la novia:

“Si mi hijo no cumple su función de padre y esposo fiel con tu hija,

Que yo sufra lo que les pasó a estos animales.”

Luego el padre de la novia pasaba por el medio de los animales sacrificados y dice:

“Si mi hija no cumple su función de madre y esposa fiel con tu hijo,

Que yo sufra lo que les pasó a estos animales.”

Se acuerdan lo que sucedió con Avraham cuando él le pidió descendencia al Eterno.

B’reshit / Gen. 15:1-21 (el capítulo entero)

HaShem sabía que Avraham era hombre y él no iba a poder cumplir el convenio / pacto entre los dos partes.

Es por esta razón que una antorcha de fuego, representando a ambas partes, consumió el sacrificio ofrecido.

Luego el Padre del novio se daba a la tarea de preparar la boda.

Escogía a un amigo, no al novio, para que visitara a la novia y le entregara unos dones.

¿Para qué eran esos dones?

Esos dones o talentos eran para que la novia se fuera preparando para la boda.

¿Qué pasaba si la novia no hacía buen uso de esos dones, que eran dados con un solo propósito, La Boda?

No se casa.

Recuerdan la Parábola de la moneda perdida en Lucas 15:8-9

8 » O supongamos que una mujer tiene diez monedas de platay pierde una. ¿No enciende una lámpara, barre la casa y busca con cuidado hasta encontrarla? 

Y, cuando la encuentra, reúne a sus amigas y vecinas, y les dice: “Alégrense conmigo; ya encontré la moneda que se me había perdido”. 

Usted recibe esos dones para que se pueda preparar para la boda.

HaShem escogió a Moshé como el amigo para que le llevara la Ketuvá a la novia para que la firmara.

Shemot/Ex. 19:1-8

1 Los israelitas llegaron al desierto de Sinaí a los tres meses de haber salido de Egipto. 

Después de partir de Refidim, se internaron en el desierto de Sinaí, y allí en el desierto acamparon, frente al monte, 

al cual subió Moisés para encontrarse con Elohim. Y desde allí lo llamó HaShem y le dijo: «Anúnciale esto al pueblo de Ya’akóv; declárale esto al pueblo de Israel:

“Ustedes son testigos de lo que hice con Egipto, y de que los he traído hacia mí como sobre alas de águila.

Si ahora ustedes me son del todo obedientes, y cumplen mi pacto, serán mi propiedad exclusiva entre todas las naciones. Aunque toda la tierra me pertenece,

ustedes serán para mí un reino de sacerdotes y una nación santa”.» Comunícales todo esto a los israelitas».

Moisés volvió y convocó a los ancianos del pueblo para exponerles todas estas palabras que el Eterno le había ordenado comunicarles, 

y todo el pueblo respondió a una sola voz: «Cumpliremos con todo lo que el Eterno nos ha ordenado». Así que Moisés le llevó al Eterno la respuesta del pueblo.”

La novia firmó la Ketuvá.

Ahora el Padre le dice a Su hijo, el Novio, que prepare la morada donde va a vivir con la esposa.

Yohanan / Juan

En la casa de mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera, Yo os lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros.

Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a Mí mismo, para que donde Yo estoy, vosotros también estéis.

Pero, no sé a preguntado usted, ¿cuándo será la boda?

¿Quién sabe la fecha de la boda?

El que está preparando la boda, sabe cuándo es.

En Israel, cuando alguien escucha decir a otro que no sabe el día ni la hora, saben que están hablando de una boda.

También, es referente a la única fiesta de HaShem que cae en Rosh Jodesh o Cabeza del mes, el mes de Tishrei o séptimo mes en el calendario lunar hebreo.

Es conocido en las Escrituras como Yom Teruah o Día de hacer sonar el Shofar.

También conocido en la cultura judía como Rosh Hashana o Cabeza del Año o principio de año.

Marcos 13:32-33

32 »Nadie sabe el día ni la hora en que Yo vendré; no lo saben ni siquiera los ángeles del cielo. Es más, ni Yo lo sé. Mi Padre es el único que lo sabe.

33 »Por eso, tengan cuidado y estén alerta, porque no saben cuándo volveré.

El Padre le dirá a Su amigo que agarre la trompeta y anuncie la llegada del novio para levantar a la novia y llevarla a la morada que el novio preparó.

Matityahu / Mateo 25:6

Y a la medianoche se oyó un clamor: ¡Aquí viene el esposo; salid a recibirle!

1 Tes. 4:16-17

16 Porque HaShem mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Elohim, descenderá del cielo; y los muertos en Mashiaj resucitarán primero.

17 Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir a HaShem en el aire, y así estaremos siempre con HaShem.

¿Quién es el Padre del Novio? HaShem

¿Quién es el Novio? Yeshúa

¿Quién es la Novia? Israel

¿Quién es el Amigo? Rúaj Ha Kodesh / Espíritu de Santidad.

Ahora bien, ¿qué dice la Torah que debemos de hacer antes de ese día?

Vayamos al cap. 19 los versos del 10 y 11:

10 y HaShem le dijo: “Ve y consagra al pueblo hoy y mañana. Diles que laven sus ropas…”

¿Qué significa lavar sus ropas?

Examinarnos y ver si hay pecado en nosotros.

Tenemos que ir a las aguas y enterrar el viejo hombre de pecado y salir de las aguas como nuevas criaturas para servir a HaShem con un corazón sincero y humillado.

¿Por qué?

Dice el ver. 11 del cap. 19 que estamos estudiando:

11 y que se preparen para el tercer día, porque en ese mismo día YO descenderé sobre el monte Sinaí, a la vista de todo el pueblo.”

2 Kefa / Pedro 3:8

Pero no olviden, queridos hermanos, que para el Señor un día es como mil años, y mil años como un día.

Estamos llegando al tercer día, como dirían los de la NASA, quedan 10 minutos para terminar el sexto día y entrar al séptimo día, el Shabat.

Que HaShem nos encuentre haciendo el bien y no el mal.

¡Shabat Shalom Mishpoja!

close

RECIBA NUESTRAS ENSEÑANZAS EN SU EMAIL

Suscríbase al boletín para recibir notificación de nuevos estudios y eventos especiales de Gam Yachad:

¡Nos desagrada el spam! Lea nuestra política de privacidad para más información.

Pin It on Pinterest